December 21, 2004

Sol, despiadado sol...

Se acerca el final de esta larga y rica noche, ya las estrellas dejan de pestañar, las luz de la luna ha sucumbido ante el poder del sol. Pero la muy testaruda se niega a irse, y se ve pálida en la inmensidad del cielo. Las aves son las primeras en maldecir al astro rey; yo me niego a abrir los ojos, estoy de vacaciones y quiero dormir un rato mas. El sol impertinente me golpea la cara, me quema las pestañas con una malicia despiadada, pero por esta vez le gano utilizando una herramienta infalible, pongo mi almohada sobre la cabeza y trato de seguir el sueño en la misma parte en que lo dejé...

1 comment:

lizzie González said...

jajajajaja que bien! que disfrutes tus vacaciones amiguito, no dejes que ni el sol te las dañe