February 2, 2005

...

Debo correr más rápido, ya escucho las sirenas de la polícía. A esta hora no hay nadie que pueda socorrerme. En realidad no se si quieran hacerlo cuando me vean con esta ropa, las rayas negras me hacen culpable aún antes de que cualquier explicación salga de mi boca, pero tampoco puedo andar desnudo por la calle.

Me pregunto si alguno de los guardianes que me trasladaba habrá sobrevivido al accidente.

No se a donde ir, tengo la impresión que los edificios a mi alrededor me viendo y apuntando con sus dedos, prefiero seguir corriendo y morir en el intento, a rendirme y regresar a ese infierno donde los días y las noches son lo mismo, donde los paseos son torturas y cada ducha es un golpe de agua que hace crujir mis huesos.

Soy culpable de expresar mis pensamientos, culpable de no dejarme seducir por los encantos del dinero producto de la política, culpable de no dejarme lavar el cerebro y luchar por un mañana mejor.

2 comments:

lizzie González said...

nooo amigo no eres culpable.......eres el único jajajajja

PVilas said...

al menos hasta que se pruebe lo contrario... :oP