June 2, 2005

Plop!...caíste.

Caíste por tu propia culpa, caíste por tu propio peso. Tu cuerpo golpeó tan fuerte el piso que a todos los que estábamos a tu lado nos llegó un poco de tu traición. Nos dolió a Nosotros más que a ti el ver como sucumbiste ante el poder de la carne. Nos partió en dos saber que todo este tiempo solo nos dejabas ver una mitad de tu alma, la buena. Pero ahora que caíste dejaste ver todo lo que eres, y lamentablemente no eres nada.A pesar de que tu error podría ser capital, hay quienes ya inyectaron en su venas varias dosis de amnesia, pero no se dan cuenta que de esa forma solo se convierten en cómplices de tus acciones, y que de tanta amnesia podría morir el corazón.

1 comment:

PLANETABLOG said...

INTERESANTE