March 22, 2007

tu sueño o el mio...

Abrí los ojos y estabas a mi lado, seguías durmiendo, la sábana cubría solo la mitad de tu cuerpo, y en tu piel todavía se notaban las huellas de mi sudor, de mis caricias. Estabas tan tranquila que nadie podría imaginar el fuego que brotó de ti no hace tantas horas, nadie podría sospechar la lluvia de pasión que tus poros expulsaron de tanto amor. El sol salía tímido, y poco a poco me permitía apreciar cada centímetro de tu piel, la piel que envuelve a la más bella mujer, tan tierna, frágil, y tan fuerte y firme a la vez, la razón de mi locura, de mis tormentos, y de mi felicidad.

Con mis dedos comencé a seguir las líneas de tu piel, suavemente para no despertarte dibujé en tu pecho un corazón, y en el centro puse nuestras iniciales, casi podía verlo como si con mis dedos te hiciera un tatuaje. Me fue difícil separarme de tu piel, pero cuando noté que ya la luz del sol interrumpía el descanso de tus ojos, y que tus labios comenzaban a abrirse para bostezar, acaricié tu rostro, te dije te amo, y también desperté…ahora quiero que el sueño se haga realidad.

2 comments:

lizzie González said...

pero ven acá y cuando fue que se fugaron los pensamientos exiliados???

me fascinó esta frase... "pero cuando noté que ya la luz del sol interrumpía el descanso de tus ojos"

PVilas said...

jejeje....se fugaron hace par de meses...