June 23, 2008

pensando en letras...

Medio segundo, es tiempo suficiente para fracasar, pero también es tiempo suficiente para evitar el fracaso.

La mente puede ser nuestra mejor defensa, pero de la misma forma se puede convertir en nuestro peor enemigo. Un chispazo del cerebro puede desencadenar un incendio capaz de aniquilarnos y destruir a quienes nos rodean. La mente es un arma poderosa, la más poderosa. A veces nos gastamos una vida tratando de entender su funcionamiento, a veces morimos y ni nos enteramos de su poder. A veces explotamos su potencial haciendo daño a otras mentes, sin darnos cuenta que a la larga, el daño que causamos, repercutirá en nosotros mismos. Otras veces, somos capaces de hacer florecer nuestras mentes, y el producto de esa energía más allá de nuestra piel.

Medio segundo, es tiempo suficiente para fracasar, pero también es tiempo suficiente para evitar el fracaso.

1 comment:

Carolin said...

Uhmmm a que se deberá esa reflexión, pero de que es cierta lo es. La mente es súper poderosa, hay que tenerle su poco de miedo y tener mucho cuidado.

Saludos Pedro, Gran Hombre. Jejejeje