February 2, 2010

...

Cuando siento el sonido de tu voz, cada poro de mi piel se eriza por la emoción de saberme dentro de tu mente.
Cuando la belleza de tu cuerpo ocupa mi visión, siento como cada músculo de mi cuerpo cobra vida, y desespero por ver menos, pero a la vez más.
Cuando rompemos la barrera del espacio y toco cada centímetro de tu ardiente cuerpo, siento como uno a uno mis nervios se apoderan de mis acciones,
Cuando llega a mí el aroma que brota tu piel, cierro los ojos y viajo al interior de tu cuerpo tratando de entender el origen de aquel olor que me provoca estar más cerca de ti.
Cuando pruebo el cálido y adictivo néctar que brota de tu ser, en mí crece la necesidad casi urgente de devorar tu carne enardecida, y a sorbos me apodero de ti negándome a separar de ese increíble manjar.
Cuando finalmente mi cuerpo se pierde dentro del tuyo, todas las sensaciones anteriores se multiplican y concentran en un solo propósito, convertir en realidad todo lo que mi mente ha fabricado para ti...

1 comment:

Bεtzåida said...

Sin comentarios.. Simplemente espeluznante!