February 11, 2010

volvió...

Volvió, él volvió de la guerra, pero ella no es feliz. Gota a gota, las lágrimas se van escurriendo por su rostro, caen lentamente por sus mejillas, se mezclan con la humedad que brota de la nariz y terminan resbalando por sus ya resecos labios. Llora hasta que los ojos le arden, hasta que la garganta le arde, hasta que el corazón mismo le arde. Y a pesar de que no es la primera vez que llora por él hasta el cansancio, si es la primera vez que el alma se le seca desde adentro, porque esta vez a diferencia de las otras no llora porque él se fue, ahora llora porque a pesar de que su regreso estuviera en sus oraciones nocturnas por las más de quinientas noches en que estuvo ausente; llora porque él, su primer y único amor, su amigo, su tesoro, la razón de su existir volvió de la guerra, pero sin vida. Llora por ella, por él, y por el pequeño que ilusionado duerme esperándole.

1 comment:

R a m i e l y s said...

Waoh!!!!! .. q hubiese sido mejor .. q no volviera??... hay q triste!!!