August 11, 2010

...

Tus palabras como látigos fueron golpeando mis sentimientos, una y otra vez recordaste cuan frágil puede uno llegar a ser cuando se quiere, cuan indefensos estamos los que vivimos en un sueño lejano a la realidad. Pero más que las palabras, me dolió el silencio que les siguió. Mi sufrimiento creció al no escucharte más.

Mi cielo se oscureció al forrarse con nubes grises de pena, de mis ojos las lágrimas llegaron al suelo en forma de diluvio. No ganaba nada con eso, con llorar, pero no importaba porque de todas formas ya todo estaba perdido al perderte a ti. Te habías ido de mi lado, pero en realidad hacía tiempo que lo habías hecho, solo te faltaba salir por aquella puerta y dejarme atrás.

Solo me quedan los recuerdos, las imagenes, las cicatrices de la memoria, el aroma en mi mente, el fuego en mis venas, los sueños vividos, las historias que no llegaron a suceder. Solo quedo, y guardo en la mochila de experiencias lo que sucedió.

3 comments:

pvilas said...

(...basado en hechos ficticios...)

Beba_Felina said...

Tu como ke estás dentro de mi cabeza es, cuantas palabras ciertas :s (experiencia propia mode) por si acaso :p

lin* said...

Gracias por la aclaracion!! ya hasta preocupada estaba!!! uffff