December 16, 2004

despertar...

Despierto, y mi cuerpo entero suda por ti, en mis labios queda la sensación de tu boca, el sabor de tu piel, el calor de tu carne.
Despierto, y aunque mis ojos no te encuentran, en mi mente está impresa cada curva de tu cuerpo, la textura de tu piel, la luz de tus ojos, la humedad de tus labios.
Suspiro, porque se que a pesar de que todo pasó tan rápido y han pasado tantos años desde nuestra última vez, no pierdo las esperanzas de que algún día cuando vuelva a despertar, sí estarás a mi lado, y sin pedirle a mi mente que me engañe, podré vivir la experiencia de tu amor.

2 comments:

lizzie González said...

no comment

Anonymous said...

Hoy es uno de esos días donde la nostalgia como una hermosa mariposa se ha posado en ti.



Ana A.