January 12, 2005

temprano pero tarde

Nunca antes me había alistado tan temprano para ir a trabajar, ni siquiera desayuné pensando que debía llegar antes de las 8 a la oficina, hasta dejé de cepillarme dos o tres dientes porque me quitaba tiempo. Dejé de amarrarme los zapatos para hacerlo en el camino, como en estas semanas me ha tocado ser peatón, dispongo de más tiempo en el trayecto para hacer cosas como esas, a veces hasta pienso llevar la navaja de afeitar, pero me dan miedo los polícías acostados o los mil y un agujeros.

Como de costumbre el Taxi llegó diez minutos tarde, pero pienso que a veces "es mejor perder cinco minutos de la vida y no la vida en cinco minutos", pero esta vez no aplica porque ya pasaron diez minutos. En la espera amarré mis zapatos, ajusté mi corbata y saludé a las doñas que todos los días salen a caminar con un palo en la mano.

En el camino tuve que soportar los cuentos del taxista, sus pleitos con los demás conductores y las quejas con la sociedad. A veces los problemas propios desaparecen cuando se escucha a los problemas de los demás. De repente escuché un ruido en la parte posterior del carro, como si algo se hubiera suelto de repente, la primer imagen en mi mente fue un capítulo de una serie en donde secuestrarona alguien. Pero esta vez no fue así, el sonido era del tanque de gas que al parecer había perdido el soporte, el olor se hizo más intenso, pero el chofer seguía hablando como si no pasara nada, le llamé la atención, y su reacción fue frenar de golpe, lo que provocó que el vehículo que estaba detrás de nosotros chocara. Ambos carros explotaron y ahora estoy en la sala de emergencias, con quemaduras de 3er grado y no fui a trabajar.

4 comments:

lizzie González said...

mira tu deberias ser escritor de without a trace o de third watch

Renny R. said...

CSI Santo Domingo.

lizzie González said...

jajajaja siiiii y Cold case

PVilas said...

:oP~~~~~