February 25, 2005

pálida en lo alto

7:Pm, cansado de buscar no se qué en la calle, entro en un estado de suspensión mental, todo da vueltas a mi alrededor, y allí está ella, la luna brilla con un gris intenso, quiero que caiga lentamente sobre mi cabeza y me parta en dos para terminar con esta vida de perros. Me gustaría que caiga sobre mi cabeza, y ver los trozos de mi separándose del cuerpo, ver una luna que ya no es luna, un yo que no soy yo. Ser parte del suelo, mezclado entre la tierra y los pedazos aquella luna que me dio el final. No estaría flotando en el cielo como muchos piensan, pero tampoco estaría en el mas aya...

Mientras sigo aquí, buscando no se qué, dando vueltas en este mundo, tratando de llegar a la luna, y esta solo se ríe de mi, de mis intentos fallidos, y río con ella, loca ella y loco yo...pero a ella por ser luna se le perdona. Tendré que seguir haciendo lo que los demás y no buscar más explicaciones de un por qué, aullarle no tiene sentido, pero tampoco buscar explicaciones que nadie dará. Seguiré aullando entonces hasta que te pueda alcanzar...

3 comments:

Anonymous said...

a veces esa vida es mejor que la de los humanos, ¿no?

gary

PVilas said...

A veces? creo que la mayoría de las veces...ellos (los perros)viven sin mayores preocupaciones que el conseguir alimento y un rabo para oler...

lizzie González said...

queee no puedo creerlo.....trata sobre un perro??? y que desconectada estaba cuando lo leí???!!! la verdad no lo habia entendido