March 2, 2005

amor a la vida...

Escapé a la muerte, me libré de morir de una forma trágica. Me tenían sujetado, burlándose de mi y amenazándome como si fuera cualquier animal, por más que gritaba no había nadie que pudiera ayudarme, en realidad creo que nadie quería ayudarme.

Recuerdo haber tenido una mañana normal, vi a la gente de siempre, dormí un poco, desayuné, todo tranquilo.

De repente llegaron esas dos personas, desde que los vi presentí que no estaban aquí para nada bueno, uno de ellos con una soga en la mano y otro con un bate. Por más que corrí no pude evitar que me atraparan, yo pensaba que era rápido, pero entre dos les fue más fácil detenerme. Uno de ellos me sujetó las piernas, el otro la cabeza. Traté de patear, golpear y cabecear pero esfuerzo fue en vano, hasta que el que tenía el bate lo tuvo que soltar para poder ayudar al otro a amarrarme. Aproveché y le di tremenda mordida en un brazo (creo que todavía siento su carne entre los dientes), me tuvo que soltar por el dolor, golpeé la cabeza del otro con la mía y como habían dejado la puerta del corral abierta aproveché y huí.

Luego en la tarde supe por qué me seguían, la noche de mañana es noche buena...Oink!

2 comments:

lizzie González said...

pedroooooo que te pasa??????? tienes un animality agudo

PVilas said...

jeje, estoy casi volviéndome vegetariano.
Además, a veces es bueno imaginarse lo que piensan los que supuestamente no piensan...