September 11, 2008

y cayó...

Se encontró parado en el borde del edificio, no encontró razones, cerró los ojos, dio un paso al frente y se dejó caer, y a pesar de que el suelo se veía lejos, la sonrisa amarga en su rostro no reflejaba lo que sería el final de la caída. Por momentos trataba de mantener los ojos abiertos, pero la brisa se encargaba de cerrarlos una y otra vez, provocaba lágrimas que se mezclaban con las que ya estaban y juntas corrieron por el costado de su sien. De tanto en tanto veía como el suelo gris se le acercaba , y la sensación de rendición que una vez sintió se fue transformando en miedo, desesperación y arrepentimiento. Ya no trató de mantener los ojos abiertos, simplemente los cerró y Le pidió perdón. Y de repente recordó lo que dejaba atrás, recordó a quienes dejaba atrás, y también les pidió perdón.

Y cayó, cayó hasta que sintió que el viento dejó de golpear su cara, notó que se detuvo de repente, pero extrañamente no escuchó la carne confundirse con el piso, tampoco sentía ningún dolor, ni sintió sus huesos romperse. Abrió los ojos y allí estaba El. Al verlo, la sonrisa aquella regresó a su rostro, pero esta vez no fue momentánea, ni amarga, ni desesperada. El lo sujetó con sus brazos justo antes de que su cuerpo chocara con el pavimento. Le devolvió la sonrisa, le pasó la mano por el rostro cerrándole los ojos, por medio segundo los mantuvo así y al abrirlos se encontró de nuevo solo, de nuevo en el borde de aquel edificio, pero en vez de dar un paso al frente, dio un paso hacia atrás, miró al cielo y volvió a sonreír.

Luego de eso ya no fue el mismo, fue feliz, se dio cuenta que las razones que una vez creyó no encontrar siempre estuvieron ahí, pero las vio más claras cuando lo encontró a El. Y mientras El estuvo en su vida, sus razones no se apartaron, tampoco su felicidad...

5 comments:

lizzie González said...

habia olvidado lo bien que escribes!!

Filomena said...

Que hermoso! Cuando hablas de El... te refieres a Jesús??

Filomena said...
This comment has been removed by the author.
pvilas said...

Lizzie, no se si darte las gracias, o darte un boche... jejejeje... a pesar de que hace un año tienes abandonado tu blog, no olvido lo bien que escribes...

Gracias Filomena!!!!! Me refiero al Creador, Su nombre es lo de menos...

Sarah said...

Pvilas

cada día me sorprendes mas.