April 22, 2009

entre 8 y 1...

...8:00 AM.
Aquel hombre vestido con un elegante traje y en su elegante vehículo, se dispone a salir de su elegante casa para dirigirse a su elegante trabajo. En el camino, mientras espera la luz verde de uno de los tantos semáforos que lo separan de su oficina, baja levemente el vidrio de su puerta para expresarle unas no tan elegantes palabras a un niño, que sin su consentimiento tiró una esponja empapada en agua contra el cristal delantero de su ya no tan elegante vehículo. La luz verde y los bocinazos le devolvieron la elegancia perdida, continuó su camino.

...8:24 AM.
Aquel hombre va caminando por los pasillos del edificio, a paso acelerado y devolviendo de mala gana los saludos de las personas que también de mala gana le dan los buenos días. Automáticamente, casi como por acción refleja da las gracias a la Señora que le lleva el café a su enorme mesa, y como de costumbre no le ve el rostro porque sus ojos ya se encuentran enfocados en otra cosa, quizá en la pantalla de su PC, o en las letras negras en aquellas hojas grises del diario.
.
...12:48 PM.
Aquel hombre sale a almorzar, quedó de encontrarse con un colega en un restaurante elegante, de esos de moda extra lujosos que aparecen ilustrados todas las semanas en las revistas de "sociedad", en los que más que comer se merienda, pero sobre todo se va a ver quienes más están, y quienes no. Se detiene en el semáforo, mientras, conversa amenamente por su móvil de última generación, sin importar que a pocos metros de él se encuentre un agente de tránsito observándole, porque sabe que el uniformado no hará más que eso. De repente suelta el celular, pisa a fondo el acelerador, dejando las huellas de las gomas pintadas en las rayas blancas del pavimento que indican el cruce peatonal. Al agente no le dio tiempo ni de reaccionar, solo logró ver cuando el rostro de aquel hombre al mismo tiempo que soltaba el celular, cambiaba de un apariencia desentendida y come eme, a una apariencia afligida, de pesar, mientras pasaba delante de él a unos 45 kilómetros por hora, cuando su luz todavía estaba roja.
.
...12:57 PM.
Aquel hombre y su carro, son impactados aparatosamente por un camión de basura que iba en dirección perpendicular y a 85 kilómetros por hora, tratando con suerte de ganarle al fin de la luz amarilla que tenía delante.

...01:00 PM.
Aquel hombre es declarado muerto por el agente de tránsito, que fue quien un minuto antes logró sacarle de aquel destrozado auto, con vida, y con la ayuda del todavía aturdido chofer del camión.
.
(...1/?...)


Imagen tomada de yahoo! image search...

1 comment: