September 20, 2007

trabajo difícil (4 de ...)

...a todo esto, no podía dejar de sentir cierto alivio, no me preocupaba el hecho de que mi vida estuviera a punto de culminar, me intrigaba ese sentimiento tan extraño que tenía por ella, por qué seguía sin entender, quién era ella...me tranquilizaba pensar que quizá pronto lo iba a saber...

Podía respirar cierta paz, no temía a lo que me esperaba en el interior de ese revolver, era un momento que imaginé cientos de veces, pero jamás pensé en que sería de esta forma, con esta tranquilidad tan extraña. No lograba comprender por qué me sentía así, no tenía ánimos de ofrecer ningún tipo de resistencia, sentía que ella estaba en su derecho, y que por la forma en que ella había logrado llevarme hasta allí, dándome un poco de mi propia medicina, simplemente debía dejarle terminar.

Pero al menos debía responderme lo que daba vueltas en mi cabeza desde el principio. Quién es, por qué me hace sentir así, de dónde la conozco...y luego seguramente entenderé por qué estamos hoy aquí. Quizá con una sola pregunta recibiría todas las respuestas que esperaba, o quizá la única respuesta que escucharía sería el grito de su pistola y luego nada más.

Todavía no lograba ver su rostro, el cañón ya estaba sobre mi piel justo a 3 centímetros delante de la parte superior de mi oreja, a medio camino de esta y mi ojo, en la sien. cada vez que intentaba girarme, ella la apretaba más sobre mí.

Podía escuchar su agitada respiración mezclada con un poco de saliva, tenía que ayudarse con la boca para poder respirar. Sin verle, solo por el sonido de su forzada respiración sabía que sus ojos estaban empañándose por las lágrimas, y por ellas su nariz se estaba congestionando. Estaba acostumbrado a ese sonido, muchos de mis trabajos habían tenido una reacción similar en mis objetivos justo antes del punto final. En otro momento hubiera visto esa debilidad como una oportunidad para cambiar los roles, pero simplemente no me sentía como en otro momento...ese era diferente, hoy no me tocaba ganar.

El silencio se rompió, y no fui yo quien habló...ella me disparó con su boca una pregunta, una pregunta que no entendí, no porque fuera confusa, sino porque mi mente se enfocó sólo en el sonido de su voz, fue como si a mi memoria le llegaran destellos del pasado, como si en mi cerebro estuvieran pasando slides de imágenes y sonidos, pero todavía todo era borroso...confuso.

Quizá por la expresión en mi rostro (la misma de siempre: ninguna), ella se dio cuenta que no le había escuchado, y me preguntó otra vez...

Anteriores:

Trabajo difícil (3): http://pvilas.blogspot.com/2007/09/trabajo-difcil-3-de.html

Trabajo difícil (2): http://pvilas.blogspot.com/2007/08/trabajo-dificil-2-de.html

Trabajo difícil (1): http://pvilas.blogspot.com/2007/08/trabajo-dificil1-de.html

4 comments:

fred said...

Y ENTONCES?

Scarto said...

No tardes con el otro...

PVilas said...

scarto, pronto, pronto...gracias por seguir leyendolo...

*Lin* said...

wow esto va muy bien!!! me esta encantando!!